Del Liceo de Aristóteles al patio de SEK-Atlántico

El patio de Educación Infantil de SEK-Atlántico ha sido testigo de una inusual sesión del Proyecto Aprendiendo a pensar, emulando a los Peripatéticos, discípulos de Aristóteles llamados así por caminar en círculos mientras filosofaban. Los alumnos y alumnas de 4º de Primaria se ha reunido para pasear mientras razonaban.

Durante esta sesión se realizaron algunas preguntas, relacionadas con las ideas e inventos: ¿alguna vez has tenido una nueva idea?, ¿tienes muchas?, ¿todas son inventos?, ¿algunos inventos no son buenos? o qué hace que un invento sea bueno?

En  sesiones anteriores ya habían tratado otros temas sobre cómo pensamos, si es posible pensar con las manos o cómo piensan las máquinas.

Estas actividades están enmarcadas en el Proyecto Aprendiendo a pensar, que nace inspirado en el Programa de Filosofía para Niñ@s. La idea es dotar a los alumnos de habilidades de pensamiento y razonamiento, ya no solo para estimular su pensamiento crítico, sino también para crear interacciones mutuas y con el mundo, y plantearse cómo construimos nuestra identidad y cómo modelamos nuestros proyectos vitales (individuales y colectivos). 

La reflexión filosófica permite a los alumnos desarrollar y compartir los talentos necesarios para abordar las cuestiones fundamentales que nos interpelan en nuestra vida: ¿Cómo quiero ser? ¿En qué mundo quiero vivir? Además, aprenden a buscar una común razonabilidad capaz de aunar los distintos esfuerzos y sensibilidades, que sepa reconocer los diferentes estilos de pensamiento y la pluralidad de personalidades. Por último, conectan esta reflexión educativa con los atributos del perfil PYP.

La construcción, a través de la educación, de una sociedad compuesta por personas más reflexivas, conscientes, independientes y activas constituye un camino juntos por recorrer.

Los comentarios están cerrados.